lunes, 29 de agosto de 2011

Jenófanes de Colofón

JENÓFANES DE COLOFÓN
por
Peredur

Al igual que los milesios, Jenófanes (2ª mitad del siglo VI a.C.) también nació y se crió en Jonia, concretamente en Colofón. Algo más joven que Anaxímenes, la amenaza persa sobre las ciudades-Estado de la costa jónica le obligó a exiliarse en el sur de la península Itálica. Allí llevó una vida de poeta errante, mas ─como veremos a continuación─, no fue nunca un rapsoda a la manera homérica. Antes bien, Jenófanes fue muy crítico con la tradición teológica transmitida por Homero y Hesíodo en sus poemas.

Aunque nunca desarrolló una teoría física, Jenófanes ocupa un lugar destacado en los orígenes del pensamiento filosófico, pues aplicó en el campo de la teología los principios racionales desarrollados por los físicos milesios. En el siglo VI a.C. la imagen tradicional de la divinidad no era otra que la esbozaba por Homero y Hesíodo en sus respectivas obras. Jenófanes, que también era poeta, pretendió igualmente educar al pueblo en la verdad de la divinidad. Sin embargo, influido desde su juventud por sus compatriotas milesios, Jenófanes no podía ya aceptar la imagen tradicional de la divinidad.

Para Jenófanes no hay razón para creer que los dioses son antropomórficos. La observación de otras culturas ajenas a la griega le permite decir que son los hombres quienes hacen a los dioses a su imagen y semejanza. Así, por ejemplo, los etíopes representan a sus dioses con nariz chata y piel oscura, mientras los tracios, por su parte, se los imaginan con ojos azules y pelo rubio. De hecho, si los animales pudieran representar a sus dioses también lo harían a su imagen y semejanza.

Por otro lado, la crítica etnológica sobre la multiplicidad de figuras divinas permite a Jenófanes proclamar que Dios es uno y único, y que ni física ni intelectualmente se asemeja a los hombres. Como podemos observar, este monoteísmo encuentra su inspiración en la filosofía de los monistas milesios, pues mientras éstos afirmaban que el único y sumo principio era divino, Jenófanes manifiesta que Dios, fundamento de todo lo existente, es uno y único.

Textos
«Los Etíopes dicen que sus dioses son chatos y negros y los tracios que tienen los ojos azules y el pelo rubio» [Clemente de Alejandría, Stromata, VII 22, 1.].
«Si los bueyes, los caballos o los leones tuvieran manos y fueran capaces de pintar con ellas y de hacer figuras como los hombres, los caballos dibujarían las imágenes de los dioses semejantes a las de los caballos y los bueyes semejantes a las de los bueyes y harían sus cuerpos tal como cada uno tiene el suyo» [Clemente de Alejandría, Stromata, V 109, 3].
«[Existe] un solo dios, el mayor entre los dioses y los hombres, no semejante a los mortales ni en su cuerpo ni en su pensamiento» [Clemente de Alejandría, Stromata, V 109, 1].

 Representación de Zeus en una vasija griega

No hay comentarios:

Publicar un comentario